La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Octubre | 03:27 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

La Corcova de Villa Victoria, el último aliento del Carnaval

En 2004, Elías Illanes, presidente de la villa, decidió organizar una última Entrada del Carnaval después del entierro del Pepino. Su iniciativa, que comenzó con una comparsa, hoy congrega a más de 20 de diferentes barrios de La Paz.

La Corcova de Villa Victoria, el último aliento del Carnaval

Archivo. Hijastros e hijos no reconocidos del Pepino cierran las carnestolendas en Villa Victoria.

Ivone Juárez  /  La Paz

 Hoy, Domingo de Tentación, es el entierro del Pepino y con él muere también, hasta el siguiente  año,   el Carnaval. Pero  algunos en La Paz saben que  eso  no es así, que todavía queda algo más... Son los "entenados” y los "hijos   no reconocidos” del Pepino que se quedaron en este mundo de los vivos, y que   en siete días más, el siguiente domingo,  se encontrarán  en la Corcova de  Villa Victoria para beber  las últimas gotas del Carnaval.

  "Los entenados y los hijos que el Pepino ha olvidado, que no ha reconocido, seguirán bailando el siguiente domingo con sus disfraces que no se cansaron de usar y con las ganas que todavía les queda para tomar las últimas gotas del Carnaval”, dice Vicente Chávez, presidente de la Asociación de Comparsas del Carnaval Paceño y de la Corcova en Villa Victoria. Chávez  invita a todos los paceños a sumarse a esta fiesta,   el  último suspiro de las carnestolendas.

Será un desfile de comparsas de vecinos, estudiantes, comerciantes, transportistas, folkloristas, clubes de amigos y de otros, disfrazados en su mayoría de ch’utas y pepinos. El evento comenzará a las 14:00 del domingo 12 de marzo, en la avenida Kollasuyo, en la zona del Cementerio, y terminará en la plaza Huallparimachi de la  villa. 

 "Los petizos y sus macanudas, Los villanos, Los rompecorazones y otros conjuntos folklóricos de El Alto, Pampahasi, de la Garita de Lima, El Tejar y del Gran Poder y todos los que bailaron en el entierro del Pepino son algunos de  los participantes de la Corcova de Villa Victoria”, expresa con orgullo Vicente Chávez. Y tiene     razón, considerando que la celebración comenzó  recién en 2004, gracias a la iniciativa de Elías Illanes, entonces presidente de Villa Victoria y también máximo representante de la Federación Folklórica de La Paz.

"La primera versión de la Corcova de Villa Victoria  tuvo sólo una comparsa, formada por los vecinos de la zona, disfrazados de pepinos, ch’utas y de otros personajes”, recuerda el folklorista Javier Escalier. Estuvo presente en esa primera experiencia, a la que lo invitó Elías Illanes. "Había un palco oficial donde nos ubicaron a los invitados y pasó una sola comparsa. Fue más la espera que el tiempo de paso de los bailarines”, añade.

 Escalier no puede ocultar su sorpresa por el crecimiento que alcanzó la Corcova de Villa Victoria, que en su versión del próximo  domingo tendrá a más de una veintena de comparsas que le darán una última probada al Carnaval. La fiesta barrial se convirtió en una expresión cultural de la ciudad de La Paz en torno a la cual  se formó hasta una asociación de comparsas.

  Quien disfruta más del crecimiento de la fiesta es su creador, Elías Illanes. Dice que su intención fue dar "formalidad” a los ch’utas y pepinos que el Domingo de Tentación salían de todas partes, bailando rumbo a El Tejar”.  Pero para diferenciar la fiesta se decidió que sería una semana después del Domingo de Tentación, "específicamente en Villa Victoria”.

"Tengo el folklore en el alma y el corazón porque mi abuelo y mi padre fueron  bordadores de trajes y disfraces de pepinos y yo seguí su oficio”, expresa.

La corcova...

Nadie conoce a ciencia cierta por qué bautizaron con ese término a esta celebración.  Elías Illanes dice que tiene la  palabra  en la cabeza desde niño y que por eso bautizó así a la fiesta de su barrio, donde nació. "El significado que le damos ahora es el cierre, lo último del Carnaval, el último sorbo”, afirma.

Vicente Chávez dice que corcova viene del nombre que se le dio, siglos atrás,  a la zona donde hoy están   El Tejar y Villa Victoria, "cerro más arriba del Cementerio que parecía una joroba”.
 
Añade que el lugar era el preferido de los productores de hortalizas de Río Abajo para reunirse después del Domingo de Tentación y celebrar bailando su buena cosecha, y buena venta en el mercado Rodríguez. 

 "Cuando estas zonas aún no eran como son ahora (El Tejar y Villa Victoria), eran parte de las afueras de la ciudad de La Paz. Ahí, después del Domingo de Tentación,  los productores de verduras de  Río Abajo acostumbraban reunirse para celebrar bailando su buena producción y venta en el mercado Rodríguez, que estaba y está más abajo”, dice  Chávez. Entonces, Villa Victoria era un enorme canchón lleno de vertientes.

Como hubiera sido, el siguiente domingo la villa volverá a sentir la fuerza de su corcova, aunque se trate del último suspiro del Carnaval.
 
Cierre del  Carnaval
  • Creación  La Corcova de Villa Victoria fue fundada el 2 de diciembre de 2003 como una Entrada  que representa el cierre de las carnestolendas paceñas.
  • Inicio  El cierre del Carnaval paceño en Villa Victoria debutó en 2004 con una sola comparsa de los vecinos de la zona, disfrazados de pepinos y chu’tas.
  • Crecimiento  Cada año la expresión cultural cuenta con más participantes. Este 12 de marzo tendrá más de 20 comparsas.

 

 
 
 
 
 

2
4

También te puede interesar: