La Paz, Bolivia

Miércoles 18 de Octubre | 03:21 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Luis gana para El Alto medalla iberoamericana de informática

A sus 16 años Luis Javier Quispe fue parte del equipo nacional que compitió con 100 países. Su próximo objetivo es dar a Bolivia una presea mundial de oro.

Luis gana para El Alto medalla iberoamericana de informática

Quispe obtuvo varias medallas en olimpiadas científicas de las tres pasadas gestiones. Fotos: AMI

Liliana Carrillo V.  / La Paz

Se define como un "orgulloso alteño” y a sus 16 años es ya un premiado   informático.  Luis Javier Quispe fue parte del equipo boliviano que compitió en   la Olimpiada Mundial de Informática de Irán, donde obtuvo una medalla de bronce a nivel iberoamericano. Ahora sueña con ganar una presea dorada  para el país.
 
"Ser parte del equipo boliviano fue una experiencia inolvidable.  Allá con los colores de la tricolor te sientes más boliviano que nunca”, define Quispe, estudiante de quinto  de secundaria en la unidad educativa Santa Bárbara de la zona Río Seco.

Seleccionado nacional

Luis Javier Quispe Ramírez  fue el único alteño del equipo boliviano que incluyó   a tres estudiantes del colegio San Agustín de Cochabamba:  Ronaldo Franco, Pablo Delgado y Diego Angulo. Los cuatro  fueron  ganadores de la Olimpiada Científica Estudiantil Plurinacional  2016.
 
 La Olimpiada Mundial de Informática (OII) se realizó del 28 de julio  al 4 de agosto en Teherán. La capital iraní reunió a más de 300 jóvenes competidores representantes de 86 países. 
 
Quispe recibió el apoyo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para viajar a Irán.  Fue despedido y recibido por   la propia alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón.
 
"Destaco la organización de la Olimpiada. Había gente designada  y nos recibieron muy bien, con la banderita de cada país. Nuestros guías nos presentaron el pabellón nacional, ellos fueron quienes nos trasladaron del aeropuerto hasta el hotel. Con el idioma no tuve ningún problema porque ya me había preparado con unos cursitos;  además, nuestros guías siempre nos ayudaban”, cuenta Luis Javier.
 
Al igual que los demás representantes nacionales, el joven alteño obtuvo buenos resultados en las pruebas. Durante cinco jornadas,  los programadores debían resolver una serie de ejercicios de lógica, manejo de estructuras y matemáticas mediante algoritmos, en distintos lenguajes de programación. 
 
En el Concurso Internacional de Informática y Computación (CIIC) Iberoamericano -realizado en el marco de la Olimpiada-  Quispe  ganó una presea de bronce.   "Esa medalla la logré obtener ante más de 100  competidores de toda Iberoamérica”, dice.
 
 Es su primer galardón internacional aunque  ya ganó medallas de oro y plata en las Olimpiadas Científicas Plurinacionales en 2015 y 2016 y otros certámenes. También fue seleccionado como parte del pull de los 10 mejores jóvenes informáticos del país.
 
Experimentado programador
 
Pese a su corta edad, Luis Javier es ya un experimentado programador. "Mi pasión por la informática empezó cuando yo era pequeño. Mi papá es profesor de computación y él me enseñó lo básico. Me gustó tanto que poco a poco me fue apasionando la tecnología”, refiere.
 
 Diariamente dedica horas a "entrenarse” con ejercicios de computación que son más cuando se acerca un certamen. "Después del colegio, estudio en casa. Antes de ir a Irán iba a entrenar a la UPEA”, cuenta el mayor de los tres hermanos Quispe. 
 
Pese a su dedicación, el joven tiene también tiempo para otras actividades. Practica basquet y wally y participa en un programa radial. "Fuera de mi vida como olimpista, tengo otras alegrías como el    ser líder comunitario”, comenta Luis Javier.
 
Lecciones y metas
 
Su reciente experiencia en la Olimpiada mundial además de satisfacciones significó descubrimientos para el joven alteño: "El nivel de Bolivia ha mejorado pero aún hay diferencias frente  de las otras delegaciones. Eso es un incentivo para superarnos: hay que seguir estudiando y echándole ganas”, evalúa. 
 
Y ya está en esa tarea: "Voy a volver a postular a la  OII, quiero traer la primera medalla mundial de oro a   Bolivia”,  anuncia y asegura que entretanto avanzará en  varios proyectos que desarrolla.
 
El futuro se ve auspicioso para  Luis Javier:   "Quiero graduarme en una universidad  extranjera para volver y replicar ese conocimiento en nuestro país, especialmente en los jóvenes. A largo plazo, planeo crear una empresa de desarrollo e innovación tecnológica  en Bolivia”. 
 
 
58
2

También te puede interesar: