La Paz, Bolivia

Martes 19 de Septiembre | 23:57 hs

Recuerde explorar nuestro archivo de noticias

Choferes y vecinos se disputan por un punto de parada

Los conductores de la línea 42 (Sindicato Litoral) trasladaron su punto de llegada, los choferes del Sindicato Villa Victoria se sintieron afectados y lo impidieron.

Choferes y vecinos se disputan por un punto de parada

Verónica Zapana / Página Siete. Bus apedreado en el enfrentamiento entre dos sindicatos.

 Verónica Zapana S.  / La Paz

Los choferes del Sindicato Litoral y de Villa Victoria se enfrentaron ayer a pedradas debido a que los primeros trasladaron la parada del bus 42 cinco cuadras más arriba de su lugar de origen; debido a ello, siete vehículos -entre buses y minibuses de ambos sectores- recibieron impactos de piedras. 

Los vecinos     del barrio también terminaron divididos y al principio formaron parte de la pelea, finalmente terminaron  demandando diálogo entre las partes.

"Hace un par de semanas hemos tenido un acuerdo con la Alcaldía de La Paz para que nosotros ofrezcamos el servicio de transporte público a los vecinos de la avenida Apumalla. No hemos querido subir de golpe, lo hicimos poco a poco para no sufrir ningún atropello”, informó el secretario de conflictos del Sindicato Litoral, Javier Mendoza.

Sin embargo, ayer por la mañana, cuando los conductores se trasladaron desde su parada -avenida Apumalla y José María Asín- hasta la rotonda de la misma avenida esquina Pilcomayo, los choferes del Sindicato Villa Victoria trataron de impedírselo  y  bloquearlos.

En ese momento hubo un enfrentamiento entre ambos bandos, por lo que los choferes del Sindicato Litoral comenzaron a tocar bocina para que los vecinos salgan de sus casas y los apoyen. Producto del choque entre conductores hubo siete vehículos, entre buses y minibuses, dañados. De la mayoría, sus vidrios y parabrisas fueron rotos.  

Enfurecidos por ese hecho, un grupo de vecinos comenzó a amedrentar a los choferes de Villa Victoria, pero otro grupo vecinal les salió al frente y  los defendió y del intercambio de gritos, insultos llegaron hasta  golpes.

"Nosotros queremos que algún sindicato nos preste el servicio. No hay ni un sindicato que pase por el sector y nosotros estamos expuestos a la inseguridad que reina en este lugar”, indicó uno de los vecinos, Abraham Silvestre.

El secretario general, Juan Carlos Zenteno, negó que hubiese el acuerdo con la Alcaldía para que la línea 42 tenga otro punto de parada y ofrezca sus servicios en Apumalla, pero pidió a la población y vecindad que  deben entender que esa ruta los perjudica y por eso "mi gente reaccionó” (con violencia), justificó y explicó que los choferes de ese sindicato trabajan hasta la medianoche con las líneas X, O y 10. "Debemos sentarnos para llegar un buen consenso”, admitió.

De acuerdo con el presidente de la junta de vecinos de Villa Victoria, Luis Paz,  más allá de la pelea que existe entre ambos sindicatos de choferes, lo que buscan los vecinos es que los usuarios de esas líneas no se perjudiquen por este conflicto. 

"La gente que vive en la Apumalla no tiene vehículos que pasen por esa avenida”, dijo después de  indicar que espera que la Alcaldía busque un buen acuerdo entre ambos sectores.




4
23

También te puede interesar: